Reducir el contenido de plástico y los materiales innecesarios de los envases, los objetivos del ecodiseño más buscados

Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp

Tabla de contenidos

Aproximadamente la mitad de las medidas adoptadas por las empresas (4.470) se han destinado a este fin según recoge el VII Plan Empresarial de Prevención (2018-2020) de Ecoembes.

 

El 80% del impacto ambiental de un envase se determina en su fase de conceptualización y diseño. Todo lo que se intente hacer con posterioridad para reducir esa huella será mucho más costoso y menos efectivo. Por esta razón, diseñar los envases en origen siguiendo criterios de sostenibilidad es una de las principales medidas con las que cuentan las empresas para contribuir al cuidado del medio ambiente. En ese marco, las políticas y objetivos del ecodiseño cobran cada vez mayor protagonismo dentro de las estrategias empresariales en una clara apuesta por virar el modelo hacia los parámetros de reutilización y reciclaje que marca la economía circular.

 

Según recoge el VII Plan Empresarial de Prevención (2018-2020) de Ecoembes, en los últimos tres años las 2.193 empresas españolas adheridas a la organización han aplicado 9.380 medidas de ecodiseño destinadas a reducir la huella ambiental de sus envases. Entre los principales objetivos de ecodiseño perseguidos, figura la eliminación del plástico y otros materiales innecesarios del proceso de fabricación.

 

Aproximadamente la mitad de las medidas adoptadas por las empresas  (4.470) se han destinado a este fin. Con ello se ha logrado reducir significativamente el peso de los envases, uno de los factores que influyen en su huella ambiental. A modo de ejemplo, cabe apuntar que una botella de agua es en la actualidad un 18,4% más ligera que 20 años atrás. Gracias a a estas actuaciones, se ha logrado el ahorro de más de 49.000 toneladas de materias primas en ese periodo de tres años.

 

Pero la eliminación de materiales innecesarios o de difícil reciclaje no es el único beneficio que puede aportar el ecodiseño. Muchos de estos envases han alcanzado ya a su límite de optimización en el uso de material. Esto, unido a un cambio en la sensibilidad social y a una legislación cada vez más alineada con los parámetros de la economía circular, está llevando a las compañías a adoptar otro tipo de medidas directamente vinculadas con el fomento de la circularidad de los envases.

 

Una de cada cinco medidas adoptadas tienen ya esta orientación, que se consigue a través de dos vías principales: haciendo que los envases sean más fácilmente reutilizables, o introduciendo material reciclado en los mismos. Con estas medidas, las compañías han logrado reintroducir 37.000 toneladas de materia prima reciclada en sus envases.

 

El rediseño de los envases (15%) –lo que implica modificaciones destinadas a reducir el peso del mismo–; la reducción del impacto ambiental del residuo generado tras el consumo del producto (11%) o el fomento de la reutilización (3%) –con medidas dirigidas a aumentar el número de usos que se dan a un envase antes de que constituya un residuo– son otras de las medidas adoptadas por las compañías en esta travesía circular. Unas actuaciones que, en su conjunto, han permitido la reducción de plástico, nada menos que 104.556 toneladas de materias primas  en la fabricación de envases y unos ahorros 11.229.202 MWh de energía y de 124.422.812 m3 de agua.

 

El 57% de estas medidas han sido implementadas por el sector de la alimentación, un 19% corresponde al sector del cuidado personal y hogar, un 15% al de equipamiento del hogar, un 5% en motor y ocio y el otro 4% al textil y piel.

 

Ecodiseño, el mejor amigo del medioambiente

 

La innovación y sus aplicaciones en ecodiseño se configuran como los grandes aliados del planeta en el ámbito empresarial. Lograr unos procesos de fabricación más sostenibles es, junto a unos modelos de consumo responsables, una de las  grandes prioridades para las economías del mundo en la actualidad. El ecodiseño trae numerosos beneficios directos al medioambiente. Se estima que en las dos décadas que se vienen aplicando medidas activas de ecodiseño en los procesos de fabricación se ha conseguido un ahorro de 607.971 toneladas de materia prima, equivalente a 2.333.625 toneladas menos de CO2 emitidas a la atmósfera.

 

Otros objetivos del ecodiseño importantes

Otro de los objetivos de ecodiseño es ayudar a las empresas a adecuar sus procesos de fabricación a los requerimientos de una legislación que, tanto a nivel nacional como europeo, tiene en la economía circular una de sus prioridades normativas. En España la actual Ley 11/1997 de Envases y Residuos de Envases establece de forma explícita el objetivo prevenir y reducir el impacto sobre el medioambiente de los envases a lo largo de todo su ciclo de vida. Y el proyecto de Real Decreto de Envases y Residuos de Envases, actualmente en tramitación, incorpora los objetivos incluidos en la Estrategia Española de Economía Circular al flujo específico de los envases.

 

También en Europa la legislación promueve medidas que fomenten una producción compatible con el cuidado del medioambiente, impulsando la circularidad de los envases o el uso de materiales reciclados en su fabricación. La legislación continental, a través de su Plan de Economía Circular, avanza hacia un horizonte en el que todos los envases existentes en el mercado de la Unión Europea sean reutilizables o reciclables en el año 2030.

 

Más información: ecoembes.com

Descárgate el informe: Informe Ejecutivo Ecodiseño 2021 de Ecoembes

Otras noticias que pueden interesarte

Contacto

Telf.: 91 567 24 03

Ecoembes
Calle del Cardenal Marcelo Spínola 14 / 2ª 28016 Madrid

logo ecoembes