Descrubre tus nuevas obligaciones financieras mediante la RAP

Publicado por 

La RAP se basa en el principio de que ‘quien contamina, paga’, ampliando la responsabilidad que un productor tiene sobre los productos que comercializa hasta la gestión de su residuo.

Las empresas que ponen envases en el mercado se ven afectadas por la Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP), una política ambiental que les obliga a asumir el coste y la organización de la recogida separada, la clasificación y el tratamiento de los residuos que generan sus envases. La RAP se basa en el principio de que ‘quien contamina, paga’, ampliando la responsabilidad que un productor tiene sobre los productos que comercializa hasta la gestión de su residuo.

Los productores pueden cumplir con las obligaciones de la RAP de forma individual o colectiva. En este último caso, mediante Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP), organizaciones sin ánimo de lucro, como Ecoembes para los envases domésticos ligeros. Para ello, las empresas aportan la financiación mediante el pago de una tarifa al SCRAP en función del número, peso y material de los envases que ponen en el mercado. En el caso de Ecoembes recibe el nombre de tarifa del Punto Verde.

El nuevo Real Decreto 1055/2022 de Envases y Residuos de Envases, en vigor desde 29 de diciembre de 2022, establece nuevas obligaciones para las empresas en el marco de la RAP, lo que se traducirá en un aumento de los costes para las empresas. Por una parte, esta responsabilidad que hasta ahora sólo aplicaba a envases domésticos, se extiende también a los envases comerciales e industriales.

Por otra parte, se modifican los conceptos que las empresas deben financiar, con el objetivo de que cubran mayores costes del proceso de recogida, clasificación y tratamiento de los residuos de envases. Por ello, las empresas que forman parte de Ecoembes, verán aumentadas las tarifas del Punto Verde para poder hacer frente a esta financiación.

¿Cuáles son los nuevos conceptos que deben financiar las empresas?

Las empresas que ponen en el mercado envases domésticos ligeros se enfrentan a las siguientes novedades:

  • Coste total de la recogida separada. Hasta ahora, las empresas (a través de Ecoembes) financiaban el sobrecoste que suponía a las administraciones públicas la gestión separada de los residuos de envases. Esto es, en los contenedores amarillos (envases ligeros) y azules (papel y cartón), así como recogida de papel-cartón comercial puerta a puerta y punto limpio.

Es decir, asumían el coste extra que suponía para el ayuntamiento la recogida separada, el transporte, la selección y el tratamiento, frente a la situación de recogida única que existía antes del inicio del reciclaje en nuestro país. Con la entrada en vigor del Real Decreto, las empresas deben financiar ahora el coste total que supone al ayuntamiento la gestión de estos residuos.

  • Recuperación de envases en la fracción resto y otros entornos. El compromiso de los ciudadanos con el reciclaje ha ido en aumento en los últimos años, separando cada vez más en los contenedores amarillos y azules. Sin embargo, aún siguen apareciendo residuos de envases en el contenedor de fracción resto porque aún hay ciudadanos que no separan sus residuos, por errores de los que sí lo hacen o porque hay espacios que no cuentan con las infraestructuras necesarias. Por este motivo, Ecoembes venía colaborando con las administraciones públicas en la recuperación de residuos de envases que se generaban en ámbitos de gestión municipal, con el fin de maximizar el reciclaje de estos envases.

El Real Decreto obliga ahora a financiar la recogida y tratamiento de los residuos de envases recuperados de la fracción resto y la limpieza de vías públicas, zonas verdes, áreas recreativas y playas. Además, especifica que el porcentaje de coste que asumirán las empresas varía en función del cumplimiento de objetivos de recogida separada. Es decir, se abonará entre un 50% y un 100% en función del grado de cumplimiento de esos objetivos a nivel autonómico

Además de estas novedades, la normativa mantiene las obligaciones de comunicación y sensibilización de las empresas, esenciales para avanzar hacia un cambio de modelo de producción y consumo basado en la economía circular. También se mantienen las obligaciones de control y gestión del sistema.

¿Cuándo comienzan las nuevas responsabilidades del productor?

La normativa establece que las empresas que ponen envases en el mercado deben cubrir estos nuevos costes desde el 1 de enero de 2024.

Para poder materializar esta aportación de las empresas a las administraciones públicas, Ecoembes suscribe con ellas un convenio de colaboración, que entra en fase de negociación para poder incorporar las novedades establecidas por la normativa. Descubre más sobre este proceso aquí.

En este sentido, el interés de Ecoembes es llegar a acuerdos con las Entidades Locales lo antes posible, idealmente ya en enero de 2024, para poner en marcha cuanto antes las acciones necesarias que aseguren el cumplimiento de objetivos.

Ante esta nueva etapa de cambios, desde Ecoembes seguiremos colaborando con nuestras empresas, como llevamos haciendo 25 años, para que puedan afrontar sus obligaciones de la RAP de la manera más eficiente y cómoda posible, además de aportando valor en sus estrategias de ecodiseño.

 

Contacto

Telf.: 91 567 24 03

Ecoembes
Calle del Cardenal Marcelo Spínola 14 / 2ª 28016 Madrid